A veces pensamos que las expresiones en latín están medio muertas. O que son solo palabras obsoletas para que los intelectuales se adornen pero que, a las personas comunes y corrientes, no nos sirven para nada. Pero no es así en todos los casos. Escribir Bien y Claro se centra en esta entrada en la locución ad hoc. Esta locución es un latinismo con mucha vida. O sea, que está presente en múltiples escritos y situaciones comunicativas en nuestros días. El significado de la locución ad hoc es bastante sencillo. Podemos traducirlo literalmente por “para esto”. Se usa para referirse a lo que se dice o hace solo para un fin determinado. Por ejemplo:

  • En el Ministerio crearon un puesto ad hoc para la hija del subsecretario.
  • Hablaré solo en la reunión convocada “ad hoc” para debatir este tema.
  • Esos documentos han de guardarse en un compartimento ad hoc para su custodia.

 

Ya te habrás fijado que, en todos los ejemplos, hemos señalado la locución ad hoc con una marca: bien las comillas o bien la cursiva. La razón es que, al tratarse de un latinismo que llega a nosotros sin castellanizar, debemos hacer notar que es un término importado de otra lengua que se sigue escribiendo con su grafía original. Es decir, que no hemos cambiado nada para adaptarlo a nuestro idioma.

Es lo mismo que ocurre cuando usamos otras palabras procedentes de otros lenguas. Por ejemplo, hobby, ranking o lobby. Deben escribirse en cursiva. En caso de no disponer de cursivas, también podemos señalarlos encerrándolos entre comillas.

Así que, en resumen, la locución ad hoc es un término que aún tiene mucha vida y que suena elegante cuando se usa con propiedad. Pero ten cuidado, úsalo solo cuando sea necesario y escríbelo siempre en cursiva o entre comillas.

Abrir chat