¿Armónica o Harmónica?

¿Armónica o Harmónica?

 

Es uno de los instrumentos musicales más comunes de todos los tiempos. Dicen que el más vendido en todo el siglo XX. Incluso es el único que ha sido tocado fuera de nuestra atmósfera terrestre. Pero, ¿cómo se escribe? Seguramente lo habrás visto sin “h”, pues es lo más correcto. Pero tampoco sería extraño que hayas visto esta palabra escrita con “h” y te hayas preguntando qué está pasando. Pues sí, ambas son válidas. Si quieres saber más sobre este curioso instrumento y sobre la razón por la que puede escribirse de ambas formas, te invitamos a que sigas leyendo.

La historia de la armónica: de la China al Misisipi, pasando por Alemania

 

La armónica de cristal fue un instrumento inventado, como tantas otras cosas, en la China, hace más de tres mil años. Aunque poco tiene que ver con el instrumento de viento tal y como hoy lo conocemos.

Este último fue idea de un relojero alemán que, a principios del siglo XIX unió varias tubos de los que se usaban para afinar los órganos de las iglesias. Poco a poco, la armónica se fue perfeccionando. Y pasó de Alemania a Estados Unidos, donde fue común que algunos cowboys la tocaran en torno a las hogueras nocturnas, muchos soldados la llevaran a la guerra (de Secesión) o que algunos trabajadores esclavos la usaran en las plantaciones de algodón de los estados sureños. Es así como la armónica llegó, entre otras cosas, al mundo del jazz o a la música country.

Tan popular se hizo durante el siglo XIX y XX que, hasta un astronauta, Walter Schirra, se llevó una armónica escondida al espacio en 1965; con ella tocó Jinggle Bells mientras daba vueltas a la Tierra.

Origen de la palabra

 

Los griegos tenían la palabra αρμονικος (armonikos) para referirse a una forma de disponer las cosas, una junto a otra, que resulte agradable. Referido a la música viene a ser una combinación de sonidos que resulte placentera. Como tantas otras palabras, del original griego pasó al latín. Los antiguos romanos le decían harmonĭcus. Y, de ahí, aparece en castellano por primera vez en 1444, en la pluma del poeta español Juan de Mena.

En Perú a la armónica se le dice rondín. Y dulzaina es otro nombre para el mismo instrumento común en algunos países de latinoamérica.

Con “h” o sin “h”

 

La grafía normal de la palabra armónica es sin “h”. Así es como recomienda la RAE que la escribamos. Pero aún pervive la variante con h-, procedente de la etimología latina. Quede claro que están en desuso y que, por tanto, es aconsejable escribirla siempre sin “h”. Pero quien no lo haga no comete una flagrante falta porque nuestra Ortografía permite el uso de ambas grafías, aunque aconseje solo una.

admin
ludena1964@gmail.com
No Comments

Post A Comment