Desde México con amor: el apapacho

Desde México con amor: el apapacho

Foto tomada de https://muhimu.es/

 

Pocas lenguas amerindias han aportado tanto al actual castellano como la que hablaban los antiguos méxicas a la llegada de los españoles a América: el náhuatl. Tal era su prestigio y su extensión por toda Mesoamérica que el rey Felipe II la confirmó como una de las lenguas oficiales del virreinato de la Nueva España. Bien es verdad que tal medida, recomendada por los franciscanos, buscaba una mayor facilidad para llevar a cabo la evangelización de los pueblos indígenas.

Desde entonces hasta nuestros días, el náhuatl y el castellano no han dejado de influirse mutuamente. Hasta el punto de que hay expertos que han afirmado que hay más de mil palabras de origen náhuatl en el lenguaje común de los mexicanos, aunque la RAE solo acepta 200. Entre ellas tenemos palabras tan de uso común en España como chocolate, coyote o tomate.

Pero entre todas las palabras que los hispanohablantes hemos incorporado del antiguo náhuatl, ninguna es tan hermosa como apapacho que, según la RAE, significa dar abrazos o palmaditas a alguien. Se discute si el origen de esta palabra está en el verbo paztoa (apretar) o pachoa (cubrir). Pero en cualquiera de los casos, se podría decir que el apapacho es “el calor y el cariño que cubren”.

La investigadora mexicana Georgina Barraza explica que, con el tiempo, este significado bastante concreto (cubrir o apretar) se metaforizó. En México y otros lugares de Centroamérica se asocia esta palabra con los abrazos prolongados y sentidos entre personas que se tienen genuino afecto. Pero el apapacho va más allá del abrazo físico. Es o puede ser también un abrazo emocional, cargado de ternura. Se ha llegado a decir, en una acepción que rezuma belleza, que apapachar es “acariciar con el alma”. Qué mejor cosa para estos tiempos de pandemia que apapacharnos juntos a un lado y otro del océano, a través del idioma común que compartimos tantos millones de personas.

admin
ludena1964@gmail.com
1Comment
  • Anónimo
    Posted at 21:28h, 03 septiembreResponder

    ¡Excelente! Es tiempo de apapacharnos.
    Muy bien el aporte del náhuatl

Post A Comment