No, aunque lo escuches a menudo, aunque ministros y licenciados de todas las ramas lo usen, el verbo preveer no está en el diccionario. Y, por consiguiente, decir que “estamos preveyendo diferentes escenarios” puede que sea una conducta prudente, pero no es una forma correcta de expresarse.

Lo que sí existe es el verbo prever, con una «e» menos. El verbo prever proviene del latín y significa ver algo con anticipación. Es un verbo primo hermano de ver y, en consecuencia, se conjuga igual que el verbo ver:

  • Vio – previó.
  • Viendo – previendo.
  • Visto – previsto.

 

La mayoría de los filólogos consideran que el “falso” verbo preveer proviene del cruce erróneo entre dos verbos: proveer y prever. Otros, en cambio, han estudiado a profundidad el asunto y han encontrado que, hasta mediados del siglo XVIII, en las obras lexicográficas antiguas aparece preveer. Creen estos autores que ambas formas (prever y preveer) convivieron durante siglos en castellano, hasta que finalmente se impuso la primera.

 

Así que, de acuerdo con estos últimos, quienes usan preveer tampoco tienen por qué sentirse acomplejados. No están cometiendo una aberración lingüística, si pensamos que hace muchos años era la forma preferida por muchos hablantes. Eso sí, por mucho que nos guste lo vintage, ya han pasado casi 300 años desde que el Diccionario de Autoridades de aquel tiempo optara por una de las dos opciones. O sea que, ya es hora de ponerse al día.

 

Convéncete, lo correcto hoy en día es prever, previó y previendo. El verbo preveer no está en el diccionario hace siglos. ¿Preveer el futuro? Nunca.

 

 

Suscríbete al blog de Jano Ludeña