Foto tomada de lavanguardia.com

¿Es correcto el título de esta entrada? No del todo. Sin embargo, como veremos a continuación, existen razones que hacen permisible el uso de ambos términos.

Desescalada es, según ha comunicado la RAE, una de las palabras más buscadas en el diccionario en los últimos días. Con resultado negativo. Y es que la palabra no existe en español. Puede que, en breve, sea aceptada por nuestros académicos. Como es sabido, la lengua es algo vivo y el uso cotidiano de una palabra termina por introducirla en el diccionario.

Pero, hasta hoy, solo existe escalada, que es un aumento rápido y a menudo alarmante de alguna cosa: los precios, los gastos o, en este caso, el número de infectados. ¿Es incorrecto usar desescalada? No del todo, pues sencillamente es un vocablo formado por derivación de escalada que, como hemos visto, sí que recoge el diccionario. No obstante, lo especialistas recuerdan que existen otras palabras en castellano para expresar lo mismo que escalada/desescalada. Son más específicos en este contexto sanitario y evitan acudir a un vocablo más impreciso e importado recientemente de un verbo anglosajón: to escalate.

¿Cuáles son esas palabras? Al menos hay tres binomios de vocablos que podemos utilizar: aumento/disminución, incremento/rebaja o intensificación/relajación.

Por otra parte, mucha gente está confusa con una cuestión: ¿se dice la COVID-19 o el COVID-19? La verdad es que se puede decir de ambas formas. Dice la Real Academia que, puesto que se trata de la enfermedad generada por el virus y no del mismo virus (denominado SRAS-CoV-2), debe ir en femenino. Es decir, lo más exacto es hablar de la COVID-19. Pero, reconoce la RAE, se ha extendido que muchas enfermedades víricas tomen, por metonimia, el género de los virus que las causan, el cual es masculino. De este modo, hablamos de “el ébola” o “el zika”. De manera que si dices “el COVID-19” tampoco se considera un error.

En definitiva, en estos tiempos de coronavirus, lo que menos nos debe preocupar son preguntas como las que se plantean en esta breve entrada. Eso sí, para quienes sentimos interés por el uso correcto de la lengua, es interesante saber qué es lo más correcto y que otras formas de expresión son solamente aceptables o, incluso, inaceptables.