Equipo profesional

Jano Ludeña

 

Siempre me apasionó la escritura. En mi juventud, me licencié en filología hispánica en Oviedo, pero nunca había pensado en redactar textos para otros, adecuarlos o pulirlos hasta que me dediqué a la comunicación popular en Centroamérica.

 

Comencé a escribir para organizaciones populares y ONG modestas que querían entenderse mejor con sus beneficiarios y que necesitaban adaptarse a sus códigos culturales para tratar de mejorar sus vidas. Luego llegaron otros clientes más “grandes” con otros públicos: Unión Europea, AECID, FAO, UNICEF, etc.

 

En España he realizado trabajos de escritura y edición para fundaciones privadas, ONG o instituciones públicas. He combinado estas actividades con mis trabajos como educador y articulista, investigador y divulgador de temas educativos, así como consultor en educación y cooperación para el desarrollo.

 

Pero, a la postre, siempre vuelvo a la escritura. Hay muchas formas de ganarse la vida pero estar entre palabras es, entre todas, la que más me gusta.

José Antonio Funes

 

Poeta, ensayista, profesor universitario, diplomático y traductor. Miembro de número de la Academia Hondureña de la Lengua. Doctor en Filología Hispánica “Sobresaliente Cum laude” por la Universidad de Salamanca, España.

 

He trabajado en políticas culturales del sector público y he dirigido proyectos editoriales del Ministerio de Cultura de Honduras. Fui también director de la Biblioteca Nacional de Honduras.

 

Trabajé durante 10 años encargado de los sectores de cultura, educación y comunicación en la misión de Honduras ante la UNESCO.

 

Desde niño me familiaricé con los libros, amé la lectura porque me permitía adentrarme en otros mundos y otras culturas, a la vez que enriquecía mi léxico y mejoraba mi escritura. Escribir bien y claro debe ser un ejercicio permanente, la forma más efectiva de comunicarnos y de entendernos mejor a través del uso apropiado de nuestra hermosa lengua española.

Liliana Berta

 

Vivo en la ciudad de Lima y durante toda mi carrera profesional como comunicadora me he desplazado por América Latina colaborando con proyectos de comunicación comunitaria. Es decir, poniendo los medios de comunicación al servicio de las personas.

 

He trabajado en la Defensoría del Pueblo de Perú, en Radio Progreso en Honduras, y en cientos de proyectos orientados a configurar una sociedad más justa y democrática.

 

Para todo ello, siempre es necesaria la comunicación y, más en concreto, la escritura. Escribir bien y, sobre todo, escribir claro es imprescindible para que nos entendamos y nos informemos. Solo así podemos avanzar hacia sociedades más libres y equitativas. Comunicar horizontalmente y construir la democracia son, a mi entender, conceptos que van de la mano.

Gerardo Martínez

 

Documentalista y compositor. Componer canciones y realizar documentales es un reto en cualquier latitud. Pero hacerlo en Tegucigalpa es aún más complicado. Aunque cualquier esfuerzo parece sobradamente compensado cuando ves que una persona ha encontrado un oasis de belleza en un tema tuyo o ha reflexionado a partir de un vídeo educativo que has contribuido a realizar.
Crear es, acaso, la única arma que nos queda para construir ciudadanía a quienes ansiamos vivir en sociedades menos violentas, más justas y más humanas. Es un camino plagado de dificultades, pero al final merece la pena.
Crear a través del lenguaje y pensando en la gente también es un arte. Escribir bien y claro, teniendo en cuenta la cultura del destinatario, es una de las fórmulas más eficaces para transformar conciencias.

Mariana Díaz

 

Nacida en Costa Rica, crecida en Honduras y asentada en México, un país maravilloso para vivir y para trabajar. Desde muy pequeña he vivido entre palabras escritas (la familia tenía una editorial y una imprenta) y me he esforzado por comunicar más y mejor para hacer de nuestro pequeño entorno un lugar más agradable.

Estudie psicología y trabajé durante años en proyectos relacionados con la protección de la niñez y el desarrollo de comunidades excluidas en Centroamérica. Sueño con un futuro en que los niños vivan para ser felices.

Amante del deporte, la naturaleza, los niños, los amigos y la buena lectura. Y de escribir bien y claro, una buena fórmula para entendernos mejor.