Expresiones latinas

Expresiones latinas

El español es la segunda lengua materna más extendida del mundo, solo por detrás del chino mandarín. Aproximadamente 480 millones de personas descubrimos y describimos la realidad a través de este idioma. Otros 100 millones de personas lo dominan, aunque no sea su lengua nativa. Como todos sabemos, nuestra lengua procede del latín vulgar, es decir, del latín que hablaba el pueblo en tiempos del imperio romano y que se fue extendiendo, a la par de las legiones romanas, por buena parte de Europa.

El latín, con las variedades propias de cada lugar donde el imperio se impuso, fue evolucionando con el tiempo a nuevas lenguas que nacieron y experimentaron diferentes procesos: algunas quedaron confinadas a un pequeño territorio (el gallego, el catalán o el rumano) y otras viajaron por todo el planeta y prendieron en lugares remotos (el portugués, el francés, etc.). Pero, entre todos, el que más proyección mundial ha alcanzado hasta la fecha es nuestro idioma.

Con el tiempo y las vicisitudes de la historia, el idioma español se fue enriqueciendo con términos de otras lenguas. Entre ellas están el resto de lenguas romances (las que provienen del latín), el árabe, el náhuatl, el quechua o el inglés.

De todos ellos se nutre nuestra lengua: el castellano. Pero siempre han quedado entre nosotros expresiones latinas inconfundibles e irremplazables. Son como los antiguos artilugios de una cultura que siguen con nosotros y nos recuerdan de dónde venimos.

Te compartimos 5 de las más comunes:

A priori: Con anterioridad, por lo que precede.

A priori tenemos pocas posibilidades de ganar la Liga”.

De facto: De hecho. Hace referencia a un hecho sin reconocimiento jurídico.

“En mi pueblo quien manda de facto es el cura.”

Grosso modo: A grandes rasgos, aproximadamente.

“Grosso modo seríamos 15 mil personas en el estadio”

In fraganti: Describe el hecho de que alguien es descubierto en el mismo momento en el que está cometiendo un delito.

“El ladrón fue pillado in fraganti robando en la joyería”.

Vox populi: Extraído de la frase completa «vox populi, vox Dei». En nuestros días, hace referencia a algo que es bien conocido por todo el mundo.

“Es vox pópuli que el presidente tiene una amante”.

A menudo, cometemos errores al utilizar estas expresiones. Para evitarlos, debemos tener en cuenta lo siguiente:

  1. Se escriben en cursiva o, si no fuera posible, entre comillas.
  2. No llevan tilde (se conserva la grafía antigua).
  3. No hay que añadirles preposiciones. Nada de escribir “A grosso modo” *.
  4. No admiten el plural. Nunca digas “modus operandis”*.

 

Así que, nuestro consejo es claro: si quieres quedar como un patricio romano, utiliza estas expresiones latinas, pero utilízalas correctamente.

admin
ludena1964@gmail.com
No Comments

Post A Comment