“Gracias, negrito”: ¿racismo o supremacismo blanco?

Sanción a Cavani

“Gracias, negrito”: ¿racismo o supremacismo blanco?

Foto tomada de https://quetripanoticia.com/

 

No ha trascendido el color de la piel de pablofer2222, el propietario de la cuenta de Instagram que felicitó al futbolista Cavani por su doblete ante el Southampton. Pero eso es lo que menos parece importar. El uruguayo respondió a la felicitación con un “gracias, negrito” que le ha salido muy caro: 100 000 libras esterlinas, suspensión de 3 partidos y la obligación de asistir a una capacitación educativa para que esto no vuelva a ocurrir.

 

¿Es ofensivo “gracias, negrito”?

Las autoridades británicas que han impuesto la sanción a Cavani interpretan que este es un lenguaje ofensivo que debe ser borrado del mundo del deporte. Calificaron su comentario de insultante y abusivo.

Sin embargo, la perplejidad se ha extendido por los medios de comunicación, especialmente al otro lado del charco. La Academia de Letras de Uruguay ha mostrado su rechazo e incluso su indignación. Argumenta esta institución que, en todos los idiomas, se forman vocativos con las cualidades físicas, morales o personales de otras personas. Y que esto, en algunos casos, tiene un matiz negativo pero que, en otros casos, más bien se trata de una expresión cariñosa:

“Tal es el caso de gordo/a, flaco/a, güey, güero/güera, entre muchos otros que son empleados con ambos sentidos. En la variedad de español del Uruguay, por ejemplo, entre parejas y amigos, entre padres e hijos se puede oír y leer formas como gordis, gordito, negri, negrito/a. En los hechos, la persona a la que se trata con estos vocativos no tiene que tener sobrepeso o tener un color de piel oscuro para recibirlos.”

 

¿Quién es el racista?

No solo la institución uruguaya protestó. También lo ha hecho la Academia de las Letras de Argentina, que ha recordado que en el habla del castellano en la región sudamericana “negro” es un término coloquial de confianza que sustituye muchas veces al nombre de pila. Sin salirnos del ámbito futbolístico, no habría más que recordar al negro Fontanarrosa, al que Escribir Bien y Claro ha recordado más de una vez.

Pero hay incluso quien ha ido más allá. El profesor danés Holm ha defendido al futbolista y ha denunciado a las autoridades inglesas. Según este académico lo que es racista y etnocentrista es la actitud de quienes ignoran las variantes lingüísticas de otros países y sancionan a un deportista que no ha hecho otra cosa que servirse de la riqueza expresiva de su lengua. Vamos, aquello que decía Machado de la España imperial en su peor versión: “envuelta en sus harapos, desprecia cuanto ignora”.

Incluso se ha extendido la etiqueta #GraciasNegrito para mostrar el apoyo a Cavani. Fernando Cáceres, presidente honorario del Consejo Iberoamericano del Deporte, cree que esta multa lo que esconde es “la peor versión del racismo supremacista de quien se atribuye superioridad moral para juzgar y condenar al otro presumiendo que sus valores son únicos, verdaderos e inmutables”.

En fin, queda comprobado que, en ocasiones, un exceso de corrección política puede causar el efecto contrario al deseado, el del cazador cazado.

 

 

No Comments

Post A Comment