Foto tomada de www.esdiario.com

La distancia que separa el periodismo y la literatura es, en ocasiones, abismal. Basta con leer algunos apurados artículos en estos tiempos de inmediatez informativa. Pero otras veces se reduce al mínimo hasta llegar a confundirse, para deleite de quienes acostumbramos a leer crónicas y reportajes en los diarios. Grandes escritores dieron sus primeros pasos como periodistas locales. Es el caso de Mark Twain, Hemingway o García Márquez. Y otros destacados literatos, sencillamente, nunca dejaron de escribir crónicas o columnas en los diarios. En esa nómina, encontramos a muchos autores célebres en lengua castellana como Josep Pla, Larra, Chaves Nogales o Francisco Umbral.

En ese mismo plano de periodistas con pluma de novelistas se mueve Arturo Pérez Reverte, quien acaba de ser galardonado con el Premio “Mariano de Cavia”. Este premio reconoce cada año el valor literario de un artículo publicado en lengua española en un periódico en papel o digital.

El jurado del “Mariano de Cavia” ha querido reconocer, este 27 de mayo de 2020, la maestría periodística de Pérez Reverte fijándose en un artículo titulado “La Posada de Dickens”, que te invitamos a leer. En él, el creador de Alatriste evoca algunas de sus inspiraciones literarias, como Joseph Conrad, sentado en un muelle de Londres. El mismo jurado ha premiado la trayectoria literaria de Maruja Torres, con el premio “Luca de Tena”.

Mariano de Cavia, en cuyo nombre se entregan estos premios desde hace justo un siglo, fue un periodista aragonés muy popular, el mejor pagado de su tiempo, que escribió en varios periódicos madrileños hasta su muerte en 1920. Su dominio del idioma y de su oficio le llevaron a que se le invitara a formar parte la Real Academia de la Lengua, aunque nunca llego a tomar posesión de su sillón por encontrarse muy enfermo. Otro académico, Pérez Reverte, recibe este año, merecidamente, su legado.