Foto tomada de http://escuelaposgrado.es

 

 

La respuesta a la pregunta que encabeza está entrada es obvia: por supuesto que sí. Vamos a explicarte el porqué.

Por muy bien que escribamos, cuando ya hemos revisado varias veces el mismo texto, nuestros ojos no están en condiciones de identificar todos los errores. Se necesita una mirada limpia o nueva. Pero no todas las miradas son igual de valiosas. Hay personas que están entrenadas para corregir. Puede que tú sepas tanta sintaxis u ortografía como ellas, pero estas personas han dedicado mucho tiempo de su experiencia laboral a identificar errores en textos impresos.

Los correctores automáticos ayudan, pero no resuelven todo

Hay quien piensa que con los correctores automáticos ya está todo solucionado. Afortunadamente estos existen y son muy útiles. Cada vez más. Pero no lo son todo. Un corrector de carne hueso presenta algunas ventajas. Es una persona que está entrenada para encontrar problemas en el texto escrito y que tiene la experiencia y el conocimiento para resolverlos.

Aportes de un corrector

Son muchos los aportes que un buen corrector le hace a un texto. Enumeraremos algunos de los más importantes:

  • Aplica la normativa ortográfica.
  • Resuelve problemas de léxico y enriquece el texto.
  • Corrige errores de sintaxis o, en algunos casos, la mejora para que el escrito sea más comprensible o más elegante.
  • Revisa el texto pensando en facilitar la lectura.
  • Unifica criterios tipográficos para que todo el texto tenga coherencia y unidad.

Un buen corrector hace que el texto final luzca con sus mejores galas.

Imagínate que construyes una casa. Tras el enorme esfuerzo realizado, financiero y de todo tipo, llega el momento de dar el toque final: los cierres de las ventanas, la finura del alicatado, la iluminación de los pasillos, una pieza antigua en el lugar adecuado… Seguro que te gustaría acertar con los detalles para que el resultado final sea acorde al esfuerzo realizado.

Lo mismo ocurre con algo que has redactado. ¿Por qué dejar nuestro trabajo a medias con sustantivos inadecuados, verbos que se repiten, preposiciones mal usadas, adjetivos que no aportan nada, frases ambiguas, errores gramaticales o una puntuación manifiestamente mejorable?

Un buen corrector hace brillar nuestro texto y le saca el mejor partido

 

 

 

 

 

Abrir chat