Es un hecho bien sabido que no hay premio literario más prestigioso en lengua castellana que el Premio Cervantes. Supone la consagración definitiva de una trayectoria literaria ejemplar. Por eso, quienes lo reciben se muestran por lo general honrados y agradecidos. Así le ha ocurrido también a la reciente ganadora de este año 2021. La uruguaya Cristina Peri-Rossi ha dicho nada más recibir el premio: «Lo veo como un reconocimiento a los escritores que hemos intentado establecer una relación fraterna entre países y de enriquecimiento mutuo». Son las palabras de una mujer que se exilió hace casi medio siglo (1972). Con los militares de su país en el poder fue declarada apátrida.

La vida de Cristina Peri-Rosi transcurre desde entonces en Barcelona, ciudad en la que se encuentra al recibir el premio, pasada ya la barrera de los 80. Siempre fue una escritora apartada de los focos y de la popularidad, hasta el punto de que muchos jóvenes que leen poesía ni siquiera la conocen. Como ha dicho algún crítico literario en estos días, ojalá este premio sirva para rejuvenecer su palmarés y acercar su obra a las nuevas generaciones.

Desde nuestro blog, te animamos a redescubrir a esta autora que ha incursionado en varios géneros literarios siempre con brillantez. Como no sentirse conmovido al leer este poema:

Salimos del amor

como de una catástrofe aérea

Habíamos perdido la ropa

los papeles

a mí me faltaba un diente

y a ti la noción del tiempo

¿Era un año largo como un siglo

o un siglo corto como un día?

Por los muebles

por la casa

despojos rotos:

vasos fotos libros deshojados

Éramos los sobrevivientes

de un derrumbe

de un volcán

de las aguas arrebatadas

y nos despedimos con la vaga sensación

de haber sobrevivido

aunque no sabíamos para qué.

Sí, el erotismo y la distancia que van de la realidad al deseo son temas siempre presentes en la poesía de Peri-Rossi. También la rebeldía de la mujer o el inconsciente. Y, por supuesto, siendo Cristina lesbiana, la homosexualidad. La uruguaya también ha escrito novelas y relatos cortos. Te recomendamos, por ejemplo, Los amores equivocados. Su autobiografía, La Insumisa, es una reflexión continua sobre “las primeras veces”, escrito en una prosa que nunca prescinde del lirismo que marca toda su obra.

Soy un hombre muy ocupado que no hace nada en todo el día. No tengo tiempo, pero mi empleo del tiempo no produce objetos, ni dinero, ni obras: es, por tanto, un tiempo imaginario, para la sociedad en que vivimos, una sociedad desamorada. Toda mi energía se consume en amar a Aída, en imaginar a Aída, en esperar a Aída. Fragmento de Solitario de Amor

En definitiva, un Premio Cervantes que nos conduce a un redescubrimiento de una mujer que, aun discretamente, vivió con intensidad la literatura, el amor y la amistad. En los años 70 tejió una relación con Julio Cortázar que se cuenta entre las más apasionantes y prolíficas del panorama literario de su tiempo. Ambos pasearon su talento por París, Barcelona o Sitges. Entre los quince poemas que le dedicó Julio Cortázar destaca aquel en que desvela una relación que no llegó a ser tan completa como él hubiera querido, debido obviamente a la orientación sexual de Cristina Peri-Rossi. “El amor puede tener muchas maneras”, dijo en un ocasión la recién galardonada Premio Cervantes. Te dejamos con las palabras del autor de Rayuela para su amor imposible.

En realidad, poco me importa

que tus senos se duerman

en la azul simetría de otros senos.

Yo los hubiera hollado

con la cosquilla de mi roce

y te hubieras reído justamente

cuando lo necesario y esperable

era que sollozaras.

Abrir chat